¡¡ 2019, un año perdido !! – Por Alex Esquivel M

La gente sigue esperando un cambio… para bien

 

El hartazgo ciudadano era enorme. Las promesas fueron del mismo calibre, casi increíbles, pero la población quería un cambio, de forma y de fondo, y las tomó por ciertas. Todo cambiaría el primero de diciembre, como por arte de magia, era la gran promesa del candidato que por 18 años hizo campaña por todo México…….

Así, sin más, prácticamente sin que hiciera una propuesta de gobierno seria y mucho menos inteligente, pero con la bandera de luchar por lo pobres, algo así como 60 millones de connacionales, y combatir la corrupción del gobierno, Andrés Manuel López Obrador ganó la elección para presidente de la república, misma que asumió hace casi un año ya…….

Pero pronto se topó con la dura realidad. Una realidad que todos conocíamos de antemano y que, por lo mismo, votamos por un cambio, pese a la notoria capacidad y conocimientos de uno de los candidatos que, para su mala fortuna en ese momento, cargaba con la mala fama del logotipo del tricolor. Así fue como le estalló, prácticamente en la cara, el caso del robo de gasolina en Tlahuelilpan, Hidalgo, al novato presidente…….

Y pronto se dio cuenta que no es lo mismo criticar, fácil y cómodamente desde la oposición, que gobernar responsablemente. Y así, más pronto que rápido, las críticas a su gobierno le llovieron por cerra los ductos de Pemex para acabar con el robo de combustible, y también con el abasto del mismo a la población. No es lo mismo gritar desde un templete que administrar y gobernar inteligentemente…….

Y ahí empezó una polarización entre adeptos y críticos a López obrador, que no ha dejado nada bueno. Afortunadamente para el mandatario de Morena, el apoyo de la población era extraordinario, pero pronto fue bajando, conforme los errores y ocurrencias siguieron ocurriendo en el gobierno de la supuesta transformación. Así, al momento de escribir esto, la aprobación del gobierno obradorista difícilmente alcanza los 58 puntos, lo cual no es bueno para él AMLO ni para el resto del país. Si Andrés Manuel fracasa, habremos fracasado como país. No es cualquier cosa la que está de por medio, es el futuro de la nación, pero López Obrador insiste en restar y dividir constantemente…….

Los 43 de Ayotzinapa se quedan cortos frente a los muertos en Tlahuleilpan, lo cual es bastante grave y, quiérase o no, se entienda o no, esa tragedia ya es responsabilidad del gobierno de Andrés Manuel, de nadie más. Los sexenios de todos los ex presidentes ya se acabaron. Sólo duraron seis años, ni un minuto más. Ahora, para bien o para mal, es el turno de Andrés Manuel, de nadie más. Eso fue lo que se decidió en las urnas, y por tal, debe no sólo hacerse responsable de la problemática nacional, sino buscar y aplicar las mejores alternativas de solución, en beneficio de las mayorías, hayan votado o no por él…….

Enlistar todos los errores y omisiones del actual gobierno, con el afán de no sólo señalarlos o de simplemente criticar para fastidiar, no tiene sentido, a menos que se haga para corregir lo que, a toda vista, está mal hecho o, simplemente, no se hizo, pese a la obligación del gobierno de no sólo hacerlo, sino de hacerlo bien. La propuesta es construir, no destruir, así de simple. Es ahí donde debe de estar el debate. En la forma, no en el fondo, pues a final de cuentas, quizás deberíamos empezar por ello, todos somos mexicanos, y requerimos de un proyecto viable de nación, al margen de los intereses de grupos y partidos políticos. Lamentablemente, no hay visos de eso…….

Así, a lo largo de 50 semanas, la agenda del gobierno federal ha sido marcada, una y otra vez, por la delincuencia, el narcotráfico, la corrupción, la pobre economía nacional, el desempleo, la falta de medicamentos, la CNTE y, entre muchas otras, por la incompetencia y caprichos del gobierno federal, centrados en un nuevo aeropuerto, un tren maya, la refinería en tabasco y salvar a Pemex. Por cierto, seguimos esperando que el precio de las gasolinas baje, tal como se nos prometió alegre e irresponsablemente…….

En tanto, La venta de autos coches cayó 7.6 % en el presente año, la producción industrial bajó 1.7 %, La inversión pública descendió 14 %, la inversión privada se redujo 13.4 %, la inversión extranjera directa se redujo 33 %, El consumo nacional pasó 2.5 a 0.9% y, por lo mismo, México pierde el Grado de Inversión para 2020. Y aún hay más. Pemex dejó de pagar 70 mdp de programas anti malware, por simple austeridad. Eso permitió que los hakearan y les piden 95mdp en bitcoins, como pago de rescate. Y prefirieron no pagan el chantaje y pagar 600 mdp para arreglar un problema provocado por no entender que lo barato sale caro. Pemex es la columna vertebral de la economía mexicana, no se le puede exponer para supuestamente ahorrar 70 mdp y terminar pagando casi nueve veces dicho importe. Así no hay dinero que nos alcance……

Lo grave de todo esto es que sólo son algunas de las cifras que hablan de lo mal que estamos como país, empezando por el gobierno. Un gobierno que se dice demócrata y asila, en un acto de contradicción extraordinario, a un dictador que, además, se quiso robar la pasada elección en Bolivia. No en vano la presidenta de aquel país dijo que le damos pena, por asilar a tal personaje que, ahora, vive a todo lujo con cargo al erario de los mexicanos. La Constitución mexicana dice claramente que los mexicanos somos primero……

En pocas palabras, pese a las expectativas que la mayoría teníamos sobre el actual gobierno federal eran esperanzadoras, simplemente no ha pasado nada y la mayoría de dichas promesas no se han cumplido y así como van las cosas, parece difícil que se cumplan. Recibe mejor trato un delincuente o un narcotraficante, incluso si tiene orden extradición, que los alcaldes del país, quienes por solicitar más recursos para sus municipios, recibieron gas lacrimógeno, como si fueran unos delincuentes. Y es que, para acabar pronto, hay un pacto entre Morena y el PRI para gobernar a este país. Lo sucedido en el senado para aprobar a la nueva titular de la CNDH es una muestra y no es la primera. Quienes opinen que el tricolor está muerto, se equivocan, y por mucho…….

La gran ausente en todo este acontecer, de tres pistas como en los grandes circos, es la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien claramente apoya la inconstitucional Ley Bonilla para que el gobernador de Baja California, emanado de Morena, gobierne no dos años como se mandató por voluntad popular en las urnas, sino por cinco años, violentando la ley, como claro ensayo para hacer lo propio al sexenio de López Obrador…..

En tanto, al margen de los programas sociales, el actual gobierno no ha ejecutado obras pública para beneficio y bienestar de los mexicanos y sí, por el contrario, hace el trabajo sucio ordenado por el gobierno de Donald Trump, para lo que destina 27 mil efectivos de la Guardia Nacional, mismo que en lugar de cuidar la frontera sur mexicana, debería dar seguridad a los mexicanos, especialmente en las entidades en donde los crímenes están a la orden del día, al grado que López Obrador ya tiene más muertos en su haber que los registrados en sexenios anteriores, sin que la estrategia obradorista haga acto de presencia para que los mexicanos, finalmente, podamos vivir en paz……

Así las cosas, la popularidad de Andrés Manuel ha bajado a 57 puntos, y seguramente seguirá bajando, tras entregar a Ovidio Guzmán a la mafia de Culiacán, que comanda El Chapo Guzmán; tras la matanza de niños y madres de la familia Le Baron, sin que Obrador brinde seguridad a la nación; también está la matanza en Veracruz, los colgados en Michoacán y, entre muchos otros casos, el no pagar la seguridad cibernétiva de Pemex para ahorrarse algunos pesos, supuestamente, y terminar pagando casi 10 veces el precio original. Eso se llama improvisación. Pobre México mío. 2019 un año perdido!!
#GrupoPeriodísticoDeMichoacán