Ataque armado en Veracruz deja casi 30 muertos; autoridades estatales se acusan entre sí; Gobierno Federal sólo se lamenta

Un nuevo ataque armado conmociona a México y las autoridades caen en un cruce de acusaciones. Un grupo armado irrumpió en un bar en Veracruz el martes a la medianoche, abrió fuego, cerró las puertas y provocó un incendio, según las autoridades.

Hasta ayer se reportaban veintiséis personas muertas. Se trataría hasta ahora del acto de violencia más grave en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que este domingo dará su primer informe, y provocó una disputa entre autoridades.

El gobernador del estado dice que la fiscalía liberó a uno de los presuntos responsables, que había sido capturado en julio; los fiscales afirman que no habrían podido liberar a nadie, porque la Marina nacional es la que tenía al sospechoso.

Veracruz es uno de los estados donde fue desplegada la nueva Guardia Nacional, la apuesta de seguridad pública de AMLO que también ha sido solicitada en otros estados con altos índices de violencia, como Tamaulipas. El país sumó 17.164 casos de homicidios dolosos y feminicidios hasta julio; frente a 17.119 en el mismo periodo de 2018, que fue el año más violento desde que hay registro.